Modalidades de mutuas médicas

Cuando contratas una mutua médica, tienes que decidir qué modalidad de seguro quieres, de entre las que ofrecen las aseguradoras. De la modalidad dependerá el precio y la forma en que usarás tu mutua privada, así que es importante que elijas bien.

La primera modalidad que suelen ofrecer las mutuas médicas es la de cuadro médico. En ella, la mutua pone a tu disposición todo su cuadro médico en territorio nacional para que acudas al médico que más te guste o que más cerca esté de casa.

modalidades-mutuas-medicas

La segunda que ofrecen es la de reembolso de gastos. Esta suele ser la modalidad más cara, ya que puedes acudir a cualquier médico, incluso en el extranjero, si así se pacta con la compañía. Lo que se suele hacer es fijar una cantidad máxima anual hasta la cual la compañía reembolsa los gastos, a partir de la cual es el asegurado el que tiene que pagar.

Ninguna compañía te va a pagar el 100% de la factura. La cantidad que te reembolsan se pacta cuando firmas el seguro, pero suele ser del 80%. El 20% restante corre por parte del asegurado, lo que en determinadas pruebas puede ser mucho dinero, algo que tienes que tener en cuenta.

La tercera modalidad es el seguro capitativo. Bajo esta rara denominación se esconde una modalidad de seguro en la cual sólo puedes ir a un médico de cada especialidad, el cual fija la mutua, normalmente por cercanía a tu domicilio.

En la primera y en la tercera modalidad puede existir una franquicia, que es una cantidad de dinero que tienes que pagar cada vez que acudes a uno de los servicios que te da la mutua. No en todos se paga, y en los que se hace la cantidad no suele exceder de unos pocos euros, pero tienes que saberlo y ver si te conviene contratar con una mutua que te pide franquicia, ya que si vas muchas veces al año al final pagarás una cantidad elevada en este concepto.

Leave a Reply

*