Mutuas privadas para familias

Si te has estado informando para contratar alguna de las mutuas médicas, ya te habrás dado cuenta de que cobran una cantidad por asegurado, por lo que si tienes niños pensarás que esta cantidad puede ser muy alta.

Por suerte, las mutuas siempre prefieren asegurar a toda la familia y no sólo a los niños, de manera que ofreces jugosos descuentos para aquellas unidades familiares que contraten un seguro médico en el que todos estén incluidos.

seguros-salud-familias

Lo normal es que el precio que pagamos por los niños sea más bajo cuanto antes los incluyamos en el seguro, por lo que lo mejor es incluirlos nada más nacer, de manera que nos ahorremos una buena cantidad de dinero que podemos invertir en otras cosas.

El descuento depende de la compañía, pero está entre el 10% y el 30% al asegurar a los niños, descuentos que se pueden complementar con los que algunas mutuas hacen si pagamos de manera trimestral, semestral o anual.

Algunas compañías llevan estos descuentos más allá, de forma que aseguran a los niños sin tener que pagar nada durante un tiempo, que suele ser de un año. Si podemos optar a una de estas ofertas el ahorro será mayor.

Hay mutuas que tratan a las familias mejor que otras, por lo que antes de contratar un seguro de salud con una de ellas, lo mejor que puedes hacer es estar atento a las ofertas que sacan durante unos meses, para ver cual de ellas está más comprometidas con aquellos asegurados que tienen niños.

Para finalizar, los productos para familias suelen incluir servicios especiales para los niños, como por ejemplo la cobertura dental, algo que nos puede ahorrar mucho dinero, o psicólogos que nos ayudarán en el caso de que alguno de nuestros hijos sufra fracaso escolar, además de logopedas o la cobertura de ortopedia

¿Qué servicios te da tu mutua privada en tu provincia?

En la mayoría de las ocasiones, cuando vamos a contratar una mutua privada nos dejamos llevar por el precio, y no nos damos cuenta de que hay algunas cosas que tenemos que tener en cuenta por encima de lo que pagamos todos los meses, ya que de no ser así puede ser demasiado tarde cuando nos demos cuenta de ello.

¿Qué servicios tiene tu mutua privada en tu localidad? ¿Y en tu provincia? Si vives en un pueblo pequeño lo normal es tener que desplazarte a alguna localidad mayor en donde tu mutua tenga una clínica, pero si además vives en una provincia con poca población, es probable que tengas que cambiar de provincia si tienes una enfermedad grave.

servicios-mutua-privada-provincia

Si has tenido que ir alguna vez al hospital, ya sea porque has tenido que ser ingresado, o para quedarte con algún familiar, ya sabrás lo que eso trastoca la vida diaria. Hay que estar viajando todos los días, pensando con quién dejar a los niños, encargarse de las tareas del hogar que antes hacía otra persona, etc.

Además, si tienes que viajar a otra provincia te encontrarás con un problema económico, ya que los combustibles no son baratos, e incluso puede que te tengas que quedar a dormir. No digamos ya si te ingresan por un periodo largo de tiempo, y tus familiares se ven obligados a alquilar un piso.

Por ello, antes de firmar con tu mutua médica, deberías pedir un informe sobre los centros que tienen cerca de tu casa, y si es posible que te ingresen y te hagan todas las pruebas en tu misma provincia. De no ser así, lo mejor es que busques otra mutua que sí te de ese servicio.

Hay infinidad de mutuas privadas en el mercado, por lo que no debería ser difícil una que te ofrezca una buena red de clínicas y hospitales cerca de casa.

La letra pequeña en las mutuas médicas

A la hora de elegir una mutua médica privada siempre nos fijamos en el precio, ya que al fin y al cabo somos nosotros los que vamos a tener que pagar el recibo todos los meses, de manera que buscamos una mutua en la que paguemos lo menos posible.

El precio es importante, pero no sólo nos tenemos que fijar en él, ya que si lo hacemos podemos tener problemas graves cuando llegue la hora de hacer un uso intensivo de nuestra mutua privada. Y es que muchos asegurados tienen una falsa sensación de seguridad que se debe a no haber leído la letra pequeña cuando firmaron la póliza.

letra-pequeña

Muchas personas creen que una mutua privada es como la Seguridad Social, y olvidan que estos seguros no dejan de ser empresas cuyo fin es ganar dinero. Por ello, muchas mutuas se reservan el derecho de expulsarnos cuando se cumplen unas determinadas condiciones, las cuales suelen coincidir con enfermedades graves que requieren de un tratamiento costoso.

Pero el contrato también se puede rescindir por parte de la mutua por otras cosas, como por ejemplo la edad. Por ello, antes de firmar debemos informarnos sobre lo que pasa cuando llegamos a una edad avanzada, que para las aseguradoras suelen ser los 60 años.

La letra pequeña no acaba aquí, ya que cuando firmamos todas las compañías suelen incluir un periodo de carencia para ciertos tratamientos, lo que significa que no los cubrirán hasta que no pase un tiempo desde que firmamos la póliza.

Entre los tratamientos que suelen excluir durante el periodo de carencia está el del embarazo, de forma que evitan que las mujeres se aseguren para dar a luz en una clínica privada y luego se den de baja.

A modo de conclusión, yo te recomiendo que leas muy bien la póliza, y que evites las compañías que no sean claras a la hora de contratar y te intenten colar exclusiones en la letra pequeña de la póliza.