¿Me Conviene Abrir Una Cuenta De Gastos Médicos Flexible?

Plan Con Ventaja Tributaria Para Pagar Gastos Médicos

El plan de beneficios que le ofrece su empleador puede incluir la opción de abrir una cuenta de gastos médicos flexible (FSA por sus siglas en inglés) . Esta cuenta podría estar ofrecida como complemento a un seguro regular de salud y generalmente sirve como una manera de pagar los gastos médicos no cubiertos por el seguro regular. El beneficio de esta cuenta es que le da una ventaja tributaria para efectos del impuesto a la renta federal en los Estados Unidos y los impuestos de seguro social y de Medicare.

Cuando opta por abrir una cuenta de gastos médicos flexible, usted conviene en apartar una cierta cantidad de su sueldo para depositar en una cuenta personal, de la cual se puede girar para pagar los gastos médicos y dentales que no están cubiertos por el seguro regular. Esto podría incluir, por ejemplo, los gastos que usted hace para cumplir el deducible, los copagos para consultas médicas y los copagos para medicamentos.

Cuenta-De-Gastos-Médicos

La Ventaja Tributaria

Cuando usted autoriza a su empleador a hacer descuentos de su sueldo para depositar una cierta cantidad en la cuenta de gastos médicos flexible, esa cantidad no está afecto al impuesto a la renta federal o al impuesto de seguro social y de Medicare. Al permitir estos descuentos, en efecto está reduciendo sus ingresos tributables. Está usando sus ganancias antes de impuestos para pagar sus gastos médicos y por lo tanto el ahorro que puede lograr es su tasa efectiva de impuestos multiplicada por la cantidad que usted aporta a la cuenta y que ocupa para pagar gastos médicos. Cuando retira fondos de su cuenta para pagar gastos médicos, los giros también son libres de impuestos.

Es posible que su empleador también haga aportes a su cuenta de gastos médicos flexible, como parte del plan de beneficios que ofrece a los trabajadores. Usted tampoco está sujeto a impuestos sobre estos aportes de su empleador, salvo cuando los aportes son para dar cobertura por un seguro de atención médica a largo plazo. En este caso, usted estaría afecto a impuestos sobre los aportes que hace su empleador, pero solamente en la medida que corresponden al seguro por atención médica a largo plazo.

El plan del empleador debe especificar el monto máximo que se puede aportar a la cuenta cada año. Este máximo puede expresarse como un monto fijo o un porcentaje de las remuneraciones del trabajador.

Gastos Médicos Calificados

Los fondos que tiene en la cuenta de gastos médicos flexible puede ocuparse para pagar lo que son “gastos médicos calificados”, según la definición del Servicio de Impuestos Internos (IRS). Por lo general, los gastos médicos que califican son aquellos que pudiera reclamar como deducción detallada en el Anexo A de la Forma 1040. Cuando ocupa los fondos en su cuenta para pagar estos tipos de gastos, los giros o distribuciones de la cuenta son libres de impuestos, pero no puede reclamar los mismos gastos como una deducción detallada en su declaración de impuestos.

Algunos de los gastos comúnmente pagados con las cuentas de gastos médicos flexible son los montos hasta el deducible del seguro normal y los copagos, como antes mencionado, más otros gastos que posiblemente el seguro normal no cubre, como ortodoncia y trabajos dentales, anteojos y lentes contactos, cirugía LASIK, audífonos y baterías, inyecciones contra el gripo, y tratamiento de quiropráctico. En la Publicación 502 del IRS que se llama “Medical and Dental Expenses” (Gastos Médicos y Dentales) que está en inglés, se puede encontrar una descripción de los varios gastos que califican.

No se puede usar dinero en la cuenta de gastos médicos flexible para pagar primas de un seguro de salud, cobertura o gastos de atención médica a largo plazo, o gastos que están cubiertos bajo otro plan de seguro de salud.

Se puede recibir distribuciones, o girar de su cuenta de gastos médicos flexible para reembolsarse por gastos calificados que paga durante el período de cobertura, que es un año. Cuando recibe una distribución o hace un giro, por lo general tiene que entregar los recibos u otra documentación de los gastos médicos al administrador del plan. No pueden ser gastos que están cubiertos por otro seguro de salud que usted tiene, y las distribuciones de la cuenta se hacen en base de gastos efectivamente incurridos. No puede recibir distribuciones de la cuenta en adelantado, por gastos que espera tener que pagar a futuro.

cuenta-de-gastos-médicos-corazon

Medicinas que se Venden Sin Receta

Las medicinas que se venden sin receta están incluidas entre los gastos médicos que se pueden pagar de una cuenta de gastos médicos flexible. Esto es importante, ya que los seguros normales de salud generalmente no cubren las medicinas sin receta. El Departamento de la Tesorería y el Servicio de Impuestos Internos diseminaron pautas en que se especifica que los reembolsos por las medicinas que se compran sin receta pueden pagarse de una cuenta flexible y por lo tanto están exentos de impuestos. Usted debiera consultar al plan que tiene su empleador, porque las normativas del IRS no hace obligatorio que todos los planes incluyan las medicinas sin recetas.

Cabe notar que en este sentido, la definición de los gastos que se pueden pagar con una cuenta flexible es más amplia que la definición de los gastos médicos que califican para una deducción detallada. Los gastos por medicinas sin receta pueden pagarse de una cuenta flexible, exento de impuestos, pero si no fueran pagados por esta cuenta, no podría reclamar una deducción detallada por estos gastos.

Inconvenientes

Uno de los principales inconvenientes de la cuenta de gastos médicos flexible es que si tiene fondos en la cuenta al final del año que no ha ocupado para pagar gastos médicos calificados, se pierde el saldo en la cuenta. No se puede llevar el saldo en la cuenta hacia delante, al otro año, y no se puede solicitar una devolución del saldo no ocupado. Por eso es importante tratar de estimar la cantidad que va a necesitar para cubrir sus gastos médicos para el año que no van a estar cubiertos por el seguro de salud normal y solicitar que esa cantidad sea descontada de su sueldo y depositada en la cuenta flexible.

Por lo general, la cantidad que usted quiere que se descuenten de su sueldo está determinada al principio de cada año del plan, o cuando usted está contratado. Solamente puede cambiar la cantidad o revocar su elección de aportar a la cuenta cuando haya un cambio en su empleo o en su situación familiar. Estas condiciones están especificadas en el plan.

Otro inconveniente es que pueda ser necesario guardar recibos y presentar formularios para retirar fondos de su cuenta para pagar los gastos médicos. Normalmente tendría que entregar los formularios y recibos al administrador del plan. Pero muchas empresas están ofreciendo tarjetas de débito como una alternativa. En vez de pagar usted mismo y luego presentar un formulario solicitando el reembolso, por ejemplo cuando tiene que hacer el copago por una consulta médica, se puede usar la tarjeta de débito y el gasto está cargado directamente a su cuenta de gastos médicos flexible.

Cuentas de Reembolso de Salud

Hay otra clase de planes de salud que se llaman cuentas de reembolso de salud (HRA por sus siglas en inglés). Estos son planes pagados por el empleador para dar reembolsos por los gastos médicos de sus trabajadores, sus cónyuges y dependientes. Estos planes pretenden dar aspectos de atención de salud que están más orientados al paciente y que dan a los trabajadores más opciones y mayor control sobre su cobertura de seguro de salud.

Lo más común es que el empleador contrata cobertura básica de seguro de salud para sus trabajadores, normalmente con un deducible alto. Luego el empleador establece una cuenta (la HRA) de que los trabajadores pueden girar para pagar los gastos rutinarios de control médico y los gastos médicos que no están cubiertos por la póliza de seguro que tiene el deducible alto.

Las cuentas de reembolso de salud están financiadas completamente por el empleador y los trabajadores no pueden hacer aportes por medio de descuentos de su sueldo. El empleador establece los parámetros para el plan y las cuentas pertenecen al empleador y no a los trabajadores individuales, como es el caso con las cuentas flexibles.

HRAs Comparadas con las FSAs

Las cuentas de reembolso de salud tienen aspectos que las diferencian de las cuentas flexibles. Por ejemplo:
• En un plan de cuenta de reembolso de salud, cualquier saldo que no se ocupa en un año puede llevarse adelante al próximo año. Así, el aspecto de perder el saldo no ocupado que existe para las cuentas flexibles no corresponde en el caso de las cuentas de reembolso. En una cuenta de reembolso de salud se puede solicitar reembolsos hasta el máximo permitido para el año y cualquiera porción de ese monto máximo que no se ocupa en el año se lleva hacia delante, para aumentar el monto máximo que se puede solicitar en años posteriores.
• Una cuenta de reembolso puede dar reembolsos a los trabajadores por las primas del seguro médico normal, lo que no ocurre con una cuenta flexible. El reembolso de los costos de seguro médico incluye los trabajadores con contrato vigente, los jubilados y los beneficiarios calificados bajo COBRA.
• Las cuentas de reembolso pueden permitir que los ex trabajadores, incluidos los jubilados, sigan teniendo acceso a los reembolsos que no ocuparon anteriormente. Pueden tener una estipulación que los gastos médicos se pagan primero a través de una cuenta flexible y que las cuentas de reembolso se consideren planes grupales de salud, que están sujetos a la continuación de cobertura acorde a los requerimientos de COBRA.
• En el caso de las cuentas de reembolso, no hay período obligatorio de 12 meses de cobertura, como es el caso con las cuentas flexibles. El requerimiento que los reembolsos tienen que ser por gastos incurridos durante el período, en el caso de las cuentas flexibles, no corresponde en el caso de las cuentas de reembolso. Un gasto incurrido en un período puede ser reembolsado en un período posterior, con tal que la persona estaba cubierta por la cuenta de reembolso cuando incurrió el gasto.

Impuestos sobre las Cuentas de Reembolso

Los trabajadores generalmente no están afectos a impuestos por los reembolsos de gastos médicos que reciben de una cuenta de reembolso, con tal que cumpla ciertos requisitos:
• La cuenta tiene que estar financiado solamente por el empleador, según antes mencionado.
• Se puede dar reembolsos solamente por gastos médicos documentados.
• La cuenta de reembolso no califica para la exención de impuestos si el trabajador tiene la opción de recibir dinero en efectivo o algún otro beneficio, tributable o no, fuera del reembolso por los gastos de atención médica.

Si la cuenta paga algún otro tipo de beneficios, como un beneficio por fallecimiento independiente de los gastos médicos, ninguno de los pagos de la cuenta se consideran reembolsos de gastos médicos exentos del impuesto y todos los pagos de la cuenta, incluidos los reembolsos por gastos médicos, estarían afectos al impuesto. Además, si un trabajador recibe un bono o pago de indemnización relacionado al monto máximo de reembolso que queda en la cuenta cuando se jubila o cuando su empleo termina, ninguno de los beneficios de la cuenta de reembolso calificaría para la exención de impuestos.

Los gastos médicos que califican son aquellos especificados en el plan de la cuenta de reembolso y generalmente son los mismos que calificarían para la deducción detallada por gastos médicos y dentales que se reclama en el Anexo A de la Forma 1040. Pero igual que en el caso de las cuentas flexibles, no puede reclamar esta deducción si recibe un reembolso por los gastos.

Cobertura Bajo una Cuenta de Reembolso

Una cuenta de reembolso de gastos médicos puede cubrir los trabajadores vigentes, los ex trabajadores, incluidos los jubilados, los cónyuges y dependientes de trabajadores vigentes y ex trabajadores, incluidos los fallecidos. Los ex trabajadores y jubilados pueden seguir recibiendo reembolsos de gastos médicos acorde a una cuenta de reembolso incluso si no eligen cobertura bajo COBRA.

El plan para la cuenta de reembolso puede estipular que los ex trabajadores o jubilados pueden recibir reembolsos solamente hasta el monto no ocupado de reembolsos permitidos que quedaba cuando se jubilaron o cuando terminó su empleo. También puede estipular que se puede descontar de los reembolsos que se efectúan después de la jubilación o término de empleo los costos administrativos de continuar la cobertura.

Regla de Orden

Cuando un gasto médico está cubierto bajo un plan de cuenta de reembolso y también bajo un plan de cuenta flexible, se debe ocupar primero los montos disponibles para hacer reembolsos acorde a la cuenta de reembolso, antes de hacer un reembolso de la cuenta flexible. Pero si un gasto no es reembolsable acorde a la cuenta de reembolso, se podría hacer el reembolso de la cuenta flexible.